Thursday, July 7, 2022

Entre amores y odios: ‘El Gato’ Arce, un personaje irreverente, decidido y visionario

Ricardo Alonso Arce Arce, más conocido como ‘El Gato’ Arce, ha tenido una amplia trayectoria dentro de los medios de comunicación locales y nacionales.

Este personaje, caleño hasta el tuétano, de 49 años, se ha caracterizado por tener un estilo irreverente, decidido y visionario.

El periodista deportivo caleño ha experimentado una carrera profesional de éxitos y desafíos que han forjado su carácter.

Entre amores y odios, ha sido blanco de múltiples críticas por parte de sus detractores. Asimismo, sigue siendo ovacionado por cientos de fans y seguidores de sus redes sociales y programas deportivos.

Arce habló en exclusiva Aquí sobre sus inicios, su trayectoria y sus emprendimientos digitales en los que ha sido pionero y se ha destacado por sus contenidos en plataformas digitales.

Además, se aventuró a contar de qué trata su nueva apuesta: conquistar YouTube.

El Gato en Rusia
Con que ahora llega ‘El Gato’ Arce a YouTube

Sí. Llego a mi canal con ‘El Show del Gato’. Simplemente me estoy adelantando, en YouTube el crecimiento es algo más suave que en las demás redes.

En Colombia no tiene tanta fuerza, pero para allá va todo. Cuando lleguen ya voy a tener un caminito allí avanzado.

¿Qué vamos a encontrar en el Show del Gato?

Es periodismo deportivo. Con vocabulario de YouTube. Una vaina que no te va a aburrir porque es muy rápida, son 12 minutos que te van a parecer 3 o 4. Es muy dinámico. Este es el ‘Show del Gato’.

Los jueves a las 7:00 p.m. se sube contenido del canal de YouTube del ‘Gato’ Arce. Metanse y suscríbanse porque si no se suscriben no voy a poder pagarle a los camarógrafos y editores.

¿Vocabulario de YouTube?

Sí. Todo tiene un vocabulario. En Instagram son videos y fotos corticos, en Facebook es enojarse o fingir que todo es perfecto, y en Twitter volver ñola a todo el mundo. En TikTok es reírse de uno mismo. Eso es todo.

Bueno, y para quien no conoce al ‘Gato’, ¿cómo se lo definimos?

Ricardo Arce es un ser humano, normal como todos, pero el ‘Gato’ Arce sí es un personaje como decir Pirry o Pacheco, que tenemos una vida diferente. La que la gente ve, a la que realmente tenemos.

Es un personaje de los medios de comunicación inclinado al periodismo deportivo diferente. Es irreverente.

Nunca vas a encontrar del ‘Gato’ Arce una entrevista parecida a la otra porque hace preguntas a sus entrevistados que son fuera de lo que espera el invitado.

Es un hombre de 49, ­­­­que lleva 29 años vinculado a los medios de comunicación.

Todo el mundo cree que es extremadamente creído, agrandado, prepotente y petulante, y resulta que quien lo conoce se da cuenta que es muy diferente.

Pero Ricardo era un bioquímico que pasó a ser ‘El Gato’ Arce en el periodismo deportivo. ¿Cómo fue eso?

Sucedió algo muy especial. Yo terminé mi bachillerato en Nuestra Señora del Pilar. Mi padre me vio la vena del periodismo, pero le dije que quería estudiar bioquímica y entré a la Universidad Santiago de Cali.

Hice tres semestres, pero me di cuenta que de bioquímico no tenía absolutamente nada, que iba a ser un irresponsable con la vida.

Y me pasé a estudiar a la Escuela de Comunicación de la Universidad del Valle.

Allí, en segundo semestre, me paré afuera del estadio y le pedí la oportunidad a Mario Alfonso Escobar que me dejara a ingresar a su programa como colaborador. Y él me lo permitió. Es así como entro al mundo de la radio a los 21 años.

Cuando iba más o menos en quinto semestre, Mao, a modo de recomendación me dijo: “ya eres empleado de RCN, ¿por qué no estudias otra carrera? Ya la comunicación la ejercés”. Me salí de comunicación, mi segunda carrera mocha, y me metí a la Santiago a estudiar administración a los 24 años.

Mao me quería mucho, pero vaya daño que me hizo ese comentario. Hubiera sido lindísimo haber terminado periodismo y después haber estudiado administración.

Entonces, como título soy administrador de empresas, con algunos diplomados en periodismo y todo este rollo.

Interesante esa combinación de carreras

Claro, por eso es que ‘El Gato’ Arce se convierte en un personaje, porque cogí el periodismo que aprendí en la vida y lo acomodé al marketing que genera aprender a hacer la administración.

¿Y quién le puso ‘El Gato’ Arce?

Mario Alfonso Escobar, en el primer partido de fútbol que asistí en 1992. Era un juego de Copa Libertadores, América vs News Old Boys, yo era un niño, un polluelo.

Mao me dijo: “párate en la pista y de ahí no te movás y cada persona que pase me la acondicionás para entrevistarlo”.

Yo era el que tenía que decir en el partido: “Doctor Mao, aquí está Jorge Correa, presidente de la Dimayor. Doctor Mao, lo escucha el señor Álvaro Pila, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol”.

Antes del juego, Mao me había dicho “pase por la oficina de RCN y dígales que le den una camiseta”.

Resulta que me pasaron una XL, y yo era un ‘pelaito’ todo flaquito. Me la dieron y me fui a parar a la pista, siguiendo órdenes.

Mao dijo “si se para en la pista no se mueva, así truene, llueve o relampaguee”. Y eso pasó: ese día cayó una lluvia. Imagínate un flaco con camisa XL y ‘mojao’.

Mao llegó y dijo en la radio: “a ver, Rafael, (Araujo Gámez, que era el narrador), ¿ese que está allá parado en la pista no es Ricardito, el ‘pelaito’ que nos ayuda?”.

Y dijo Rafael: “oye, Mao, parece un gato de basurero”. El apodo original es ese.

El Gato Arce
¿Y cómo empezó a ser el duro de las redes sociales?

Siempre estuve rodeado de jóvenes. Soy de las personas que siempre los escucha y no les hablo como si yo fuera un mayor, un señor, no.

Soy de los que habla como un amigo: “vení, contame cómo es eso del TikTok”. Y me dicen: “Gato, eso es lo que está pegando ahora”.

Y yo digo: “bueno, voy a crear mi cuenta de TikTok”. Ahí la tengo, que ya va ganando bastante seguidores.

Pero usted ha sido visionario, como adelantado a su época, ha sido pionero de muchos proyectos revolucionarios.

Sí. Yo siempre voy un paso adelante. Por mecionar algunos:

Cuando trabajé en la Javeriana, a los 32 años, nació el programa ‘Sin Visa’, que fue la cuota inicial de ‘La Mesada’, que empezó con Radio Planera en 2005. Éramos, con Carlos Quintero, un par de patanes hablando al mediodía. Nunca había existido una radio juvenil a esa hora.

En el 2007 arranca su primer capítulo en Telepacífico, con todos los enemigos habidos y por haber, porque nosotros hacíamos entrevistas en sanitarios, el invitado se sentaba en una tasa y nosotros le hacíamos la entrevista. Ese era nuestro set. Eso tenía enemigos por montones.

De allí regresé al periodismo deportivo, en los inicio de lo que es hoy Win Sports. Allí trabajé por 3 años.

En el 2010 me llaman de Telepacífico y me dicen: “Queremos hacer un programa para jóvenes deportivo e irreverente”. Es cuando nace DX que era de deporte extremo, que gana premio Bonilla Aragón de periodismo y todo ese rollo.

Como DX era todo un éxito, en 2013 me dicen: “Queremos montar un show toda la noche”. Ahí es cuando nace Telepacífico Deportes, idea que presenté a la gerencia del canal.

Y el ‘Show del Gato’, ‘Zona Libre de Humo’…

El Show del Gato fue el primer programa show que se realizó exclusivo para plataformas digitales, eso fue hace 6 o 7 años. Tenía un ratink tremendo, si no que, como ya estaba vinculado a Telepacífico Deportes, lo dejé a un lado, porque me quitaba mucho tiempo.

‘Zona Libre de Humo’ es un programa que empezó en radio y pasó a redes sociales, porque pagábamos 4 millones de alquiler en una emisora que resultó ser pirata, nosotros no teníamos ni idea.

Hoy somos un completo hit, somos el programa número 1 y uno de los mejores de Colombia que se hace exclusivo por redes sociales y por plataformas digitales con su propia aplicación. Nos escuchan diariamente más de 100 mil personas, eso no lo tendríamos en ninguna emisora que quisiéramos pagar.

Ese carácter para hacer las cosas también lo ha hecho ser una persona de amores y de odios…

Sí. Soy un hombre de amores y de odios, entre los colegas. En la calle me da gusto saber que hay gente que le gusta mi contenido y me sigue porque le gustan los proyectos.

¿En algún momento espera desligarse de los medios de comunicación?

Sí, y dedicarme solamente a viajar, y vivir de mis propios contenidos y plataformas, o que me contraten para hacer capítulos de diferentes cosas. Entrevistas y capítulos nada más.

¿Qué viene para el ‘Gato’?, de manera personal, usted ¿cómo ve esos próximos años y esos nuevos retos que usted nunca deja de tomar?

Seguir siempre intentando innovar. Que Dios me dé vida para estar con mis hijas y con mi esposa todo el tiempo posible. Que le de salud a mi familia.

Yo vivo el día. Planifico el futuro, pero el futuro no es mi prioridad. No miro tan a largo plazo, porque mirar a tan largo plazo no te deja vivir el presente.

Show More