Wednesday, October 28, 2020

«Estamos en rojo» Restaurantes en el Valle piden ser escuchados por el Gobierno Nacional

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Lea en segundos
  • Este martes el sector de la gastronomía en el Valle hace la campaña ¡Estamos en rojo!.
  • La campaña tiene como propósito hacer un llamado al Gobierno Nacional para que autorice abrir los establecimientos.
  • Empresarios dueños de restaurantes aseguran que ya tienen listos los protocolos de bioseguridad.
Lea en: Un minuto

Una campaña de presión mediática y digital lideran este martes los propietarios de restaurantes y establecimiento similares en el Valle del Cauca con el fin de hacer un nuevo llamado al Gobierno Nacional para que considere el sector y de vía libre a la apertura.

Según Brany Prado, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica Acodres capítulo Pacífico, hay tres aspectos de la situación actual que tienen muy preocupados a los empresarios del sector gastronómico vallecaucano : Primero, que en otras ciudades ya pudieron abrir, segundo, que se le haya dado prioridad a las iglesias para abrir sus puertas y tercero, que los negocios informales ya estén funcionando contrario a lo que está pasando con los negocios formales que pagan sus impuestos.

Prado indica que el sector no entiende por qué se toman estas determinaciones sabiendo que los protocolos por parte de los restaurantes están listos, además tiene la forma de garantizar que no se registren aglomeraciones, lo que no podrán garantizar por ejemplo las iglesias, manifestó.

“Sabemos que, en ciudades como Pereira, Salento, Armenia ya hay vía libre para que los restaurantes abran, supuestamente la alta tasa de contagio es el obstáculo para autorizar la apertura en Cali, pero entonces ¿por qué sí autorizan abrir las iglesias?” dice el directivo de Acodres.

“Los restaurantes son generadores de empleo, mucho más que sectores que tienen en el momento vía libre para abrir, pagan impuestos, aportan de forma importante a la dinámica económica de la ciudad” añade.

El directivo aseguró que debido al desespero de los empresarios del sector gastronómico algunos han decido esperar hasta el 16 de julio para tener noticias y de no ser así harán desobediencia civil y abrirán para atender al público. “Si eso pasa las cosas pasan de castaño a oscuro, no queremos que pase eso” indicó.

Según las cifras de Acodres en Cali son 6.540 los establecimientos afectados entre restaurantes heladerías, cafeterías y tiendas de café especializados.

En el Valle del Cauca hasta el momento se tiene un reporte de 799 establecimientos cerrados de forma definitiva y son unos 9 mil empleos los afectados.

Show More