Thursday, May 19, 2022

Despiden con calle de honor al funcionario del CTI asesinado en Cauca

Hasta Cali se trasladó el titular de la Fiscalía Francisco Barbosa para acompañar a la familia del funcionario del CTI asesinado en el Cauca.

Barbosa y su equipo rechazó el crimen de Mario Fernando Herrera Aparicio, secuestrado y posteriormente asesinado.

De acuerdo con el ente acusador el homicidio se le atribuyó al ‘Comando Coordinador de Occidente FARC – EP’.

Dicha disidencia está al mando de alias Jhonnier, en el corregimiento El Palo, municipio de Caloto .

“La Fiscalía extiende un mensaje de solidaridad y aliento a la familia de Mario Fernando”, dijo la entidad.

Puede leer: Asesinan a funcionario del CTI después de ser secuestrado en Cauca

El funcionario asesinado tenía 36 años y oriundo de Contratación, Santander.

Se destacaba por su capacidad, determinación y conocimiento en el cumplimiento de la función de investigar estructuras criminales, por más de ocho años dedicados al servicio.

En compañía de la Vicefiscal General de la Nación, Martha Janeth Mancera, recibió el cuerpo de Mario Fernando y, en medio de una calle de honor que hicieron los funcionarios del CTI, inició el traslado del féretro a Manizales, donde se cumplirán las honras fúnebres.

Mensaje de la Fiscalía a la memoria del funcionario asesinado

Como un niño en cuerpo de hombre; y en el trabajo, audaz, inteligente, comprometido, con una inigualable vocación de servicio, pero siempre con un gran sentido del humor.

Esta expresión concentra una pequeña parte del cariño y recuerdo que deja entre compañeros y amigos Mario Fernando Herrera Aparicio, técnico investigador de la Seccional de Fiscalías de Caldas.

Un santandereano nacido hace 36 años en Contratación, orgulloso de su tierra y de su
labor.

Un experto en investigaciones contra estructuras delincuenciales, con resultados
positivos en cada misión que asumió con profesionalismo y responsabilidad.

Su trabajo inició en el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), donde se
destacó por su desempeño y don de gente, durante casi ocho años.

Lo decía a viva voz, era un agradecido y bendecido por haber hecho parte de dicha entidad.

Tras la desaparición del DAS pasó a la Fiscalía General de la Nación en 2012. Inicialmente,
se vinculó a un grupo investigativo en Chinchiná (Caldas).

Los resultados y el conocimiento demostrado sobre grandes estructuras le valieron para que fuera trasladado a Manizales.

Fue un líder en operaciones contra el secuestro y la extorsión.

“Mario era una persona alegre, vivaz. Siempre tenía algo gracioso para aportar a una buena conversación”, dice un fiscal que se alegra de haber compartido momentos
laborales y personales a su lado.

Su sentido de compañerismo era incansable, estaba presto a ayudar a los demás.

“Se sentía orgulloso de su hijo que es más alto que él, y de su pequeña hija, quien era la luz
de sus ojos, la niña del papá”, resaltan los investigadores de Caldas, conmovidos por su
pronta partida.

La disciplina, respeto, dedicación, prudencia, lealtad, seriedad y honestidad son virtudes
que se repiten al preguntar sobre Mario Fernando.

Ejemplar ser humano, la capacidad de trabajo y la forma en la que encarnó la
institucional son el legado que dejó en todos aquellos que compartieron con él, lo
amaron y hoy lo exaltan.

Su nombre estará en la inmortalidad.

Show More