Wednesday, July 6, 2022

Guardaparques esperan liberar en aguas del Pacífico cerca de 6.600 tortuguitas caguama

Guardaparques esperan liberar en aguas del Pacífico cerca de 6.600 tortuguitas caguama

Durante el mes de agosto, a través de 31 recorridos de monitoreo e investigación, guardaparques del Parque Nacional Natural Sanquianga identificaron 41 nidos de tortuguitas caguama.

De ellos lograron trasplantar 3.772 huevos al tortugario para su respectivo cuidado y protección. Esperan liberar en aguas del Pacífico Colombiano alrededor de 6.600 neonatos durante toda la temporada del 2020.

En los próximos días se espera realizar la liberación de 3.018 tortugas caguama y las siguientes liberaciones serán entre octubre y enero.

Y es que cada año las playas del parque se convierten en escenario de anidación de la tortuga caguama (Lepidochelys olivacea).

Ellas arriban para poner sus huevos y se encuentra clasificada como vulnerable, según la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza, UICN.

El área cuenta con un porcentaje positivo en términos de liberación de neonatos. El 81% de los huevos puestos es sus playas logra el proceso de eclosión y son finalmente liberados a las aguas.

Los recorridos sobre las playas se mantendrán de manera constante hasta el mes de noviembre. Esto permite establecer una medida directa para la conservación de tortuga.

En segundo lugar, el monitoreo sobre la tortuga también se usa como indicador del estado de conservación de las playas arenosas del parque.

Proceso de anidación y monitoreo de tortuguitas caguama

En el área protegida se realizan recorridos diarios.

Desde las 5:00 a.m., los guardaparques caminan las playas de Mulatos y Vigía. Estos recorridos se hacen en grupos de 2 a 4 personas.

Durante el trayecto se buscan rastros (huellas) de las tortugas marinas sobre la playa: uno de subida y otro de bajada. Indican que han ingresado al área a desovar.

En el momento que se identifica el rastro, se sigue hasta llegar al punto de anidación. Allí se realiza una remoción de arena hasta encontrar los huevos.

Una vez identificados, se procede a extraer cada uno, llevando la cuenta y colocándolos de una bolsa de tela en la misma posición en que fueron encontrados.

Luego de la extracción se realiza una medición de la profundidad del nido. Adicionalmente, se registra el ancho del rastro de la tortuga, la fecha y el lugar y se toma la coordenada del nido.

Finalmente, cada nido es transportado al tortugario (vivero). Allí los guardaparques realizan una réplica del nido natural a partir de la profundidad medida en centímetros y depositan los huevos.

Además, se marca la fecha de oviposición y fecha estimada de eclosión (45 días después de la puesta).

 Etapa exitosa de liberación

Una vez se aproxima la fecha estimada de eclosión de las tortuguitas caguama, cada nido es cercado con una malla. Esto, para evitar la depredación de los individuos por parte de aves u otras especies.

De igual manera, esta acción permite controlar el esparcimiento de los neonatos por todo el tortugario, impidiendo que se mezclen con otras nidadas.

Una vez han nacido, se cuentan cuantos neonatos consiguieron emerger y se procede a la liberación a una distancia de 20 metros del mar.

En este momento la especie realiza el proceso de la impronta a la playa, lo que les va a permitir retornar en unos 20 o 30 años.

Este proceso se realiza cada año de manera exitosa y permite mantener un número poblacional significativo.

Entre el 2009 y 2019 el área ha logrado la liberación de alrededor de 44 mil neonatos en aguas del Pacífico. Esta es acción esencial para contribuir en la conservación de la especie amenazada.

Cabe resaltar que esta tortuga hace parte de un selecto grupo de tortugas marinas que anidan sobre las playas del Pacífico colombiano y a las cuales Parques Nacionales tiene dentro de sus prioridades de conservación.

Lea también: Ecoturismo en el Pacífico colombiano está en su última fase de protocolos

Show More