Thursday, July 7, 2022

Perdió su silla de ruedas en pandemia y no podía trabajar, pero un ángel le salvó la vida

En tiempos de pandemia, cuando la crisis económica, la incertidumbre y la angustia  son el agobio de muchas personas en Cali, surgen gestos y acciones de solidaridad que le devuelven la esperanza a quienes la creían perdida.

De eso puede dar fe Jhoan Camilo Bonilla, un joven caleño de 28 años en situación de discapacidad, quien cree que Dios le mandó a unos de sus ángeles para que lo ayudara en el momento en que más lo  necesitaba.

Esta es su historia

Sucedió a finales del pasado mes de julio.  Como era costumbre, Jhoan vendía postres y yogur en un popular centro comercial del centro de Cali – con eso se gana la vida – y se dirigía en su silla de ruedas hacia su lugar de trabajo.

De manera repentina, una de las llantas sufrió una avería, lo que ocasionó que se fuera al piso todo lo que llevaba.

Ese día Jhoan no solo perdió los 40 postres que con mucho esfuerzo había preparado para vender, sino también el único medio que tenía para desplazarse desde que perdió la movilidad de sus piernas por culpa de unos delincuentes.

“Llegué a mi casa aburrido y me puse a observar Facebook, cuando veo un video muy bonito donde Camilo – periodista – está ayudando a una persona en silla de ruedas. Me llené de motivos, de ganas y le escribí diciéndole que necesitaba una silla de ruedas. Apenas él vio el mensaje  me dijo: yo se la consigo”, recordó.

Un ángel en el camino
Jhoan Bonilla y Camilo Chará, previo a la entrega de la silla de ruedas.

Y así fue como Camilo Chará, un joven periodista caleño con una gran sensibilidad social, se convirtió en el  ángel de la guarda para Jhoan.

 “Me mostró la silla que tenía y era horrible, estaba dañada, en el asiento tenía que ponerle una  almohada porque tenía un hueco, no tenía brazos, mejor dicho no estaba apta para ninguna persona. Así que me puse a la tarea de gestionar”, agregó el joven periodista.

Le puede interesar: Bailarines caleños promueven la bachata sensual con pareja del mismo género

 Sin dudarlo, Camilo activó su red de amigos llamada Construyamos juntos, un movimiento social en el que más de 10 personas realizan una cadena de solidaridad para llevarle ayuda a los más necesitados.

“Siento que el propósito que Dios me ha dado en la vida es servirle a la gente que lo necesita”, dijo el comunicador social.

Te recomendamos: Únase a reto viral y participe de campaña para celebrar el Petronio desde casa

Llevando alegría

El pasado jueves 8 de agosto, Camilo le llevó la silla a Jhoan devolviéndole el alma al cuerpo.

“Estoy muy agradecido porque la única persona que llegó para ayudarme fue Camilo. Gracias a él ya puedo ir a trabajar más tranquilo, sin que me duela el cuerpo, puedo aguantar más tiempo. Estoy muy feliz con mi nueva silla”, dijo sonriendo.

Lea también: Rusia registra primera vacuna contra el coronavirus

Finalmente Jhoan envió el siguiente mensaje para aquello que están pasando por situaciones difíciles durante a cuarentena.

“Les digo que siempre hay que tener fe, en que Dios está pendiente de nosotros, diciéndonos yo voy aquí con usted, si está mal yo le voy a mandar a alguien para que lo sorprenda”.

Mirley Vernaza

Show More