Monday, July 4, 2022

La conmovedora historia de Ralph, el conejo que muestra el horror del testeo animal

Ralph testeo animal

Más de 400.000 veces se ha reproducido el cortometraje y narra la historia de Ralph, un conejo que trabaja probando productos cosméticos. Las imágenes causaron toda serie de comentarios en las redes sociales.

‘Save Ralph’, como es denominada la campaña, narra la rutina diaria de un conejo que ya perdió un ojo, no escucha bien por su oído derecho y al cepillarse los dientes siente un fuerte dolor.  

Le puede interesar: Tres sujetos en moto, los protagonistas de impactantes atracos en Cali

Durante la historia, el conejo no se muestra como una víctima, sino que aduce que su estado son gajes del oficio.

De hecho, cuando habla de sus papás, de sus hermanos y de sus hijos argumenta que todos ellos murieron en el trabajo. Es decir, siendo prueba de cosméticos que la sociedad utiliza en su día a día, tales como: champú, desodorante, delineadores, cremas, entre otros.  

La sociedad Protectora de Animales Internacional fue la organización que lideró el cortometraje animado que dura casi cuatro minutos y tenía como concientizar a la humanidad y mostrar la realidad de los animales, víctimas de las pruebas cosméticas.  

Conciencia para la humanidad

Al final del corto, Ralph es sorprendido por alguien que destruye el techo de su hogar con una sola mano, lo coge de su cuello y le dice que es hora de trabajar.

Segundos después se muestra una escena donde aparecen varios conejos atrapados en máquinas, dispuestos a “trabajar”.  

Lea también: «Venga niña, súbase que yo la necesito»: denuncian nuevo caso de acoso a mujeres en Cali

“Solo me gustaría decirles a todos los que aún compran cosméticos probados en animales, como delineador de ojos, champú, crema de protección solar, prácticamente todos los productos que hay en tu baño…Bueno, sin ti y los países que permiten la experimentación con animales, me quedaría sin trabajo. Estaría en las calles. Bueno, no tanto en las calles, más bien en un campo, supongo. Ya sabes: como un conejo normal”, finaliza Ralph en el conmovedor video. 

Show More