Friday, September 24, 2021

Mató a su vecino tras enterarse que abusaba de su hijo: “Hice lo que cualquier madre haría”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un hecho estremeció a Londres hace siete años, cuando una madre dolida asesinó a su vecino y victimario de su hijo, que lo abusó sexualmente.  

Se trata de Sarah Sands, condenada por el homicidio de Michael Pleasted, de 77 años.  

El adulto mayor tenía 24 condenas por delitos sexuales, a lo largo de tres décadas

Le puede interesar: Los caleños prefieren una alcaldesa y Dilian Francisca Toro sería la más opcionada, según encuesta

Luego de salir de prisión y con 38 años, Sarah Sands le contó a The Sun que hizo “lo que haría cualquier madre por lo que le hizo a mi hijo Bradley, mi pequeño”. 

“Nunca pensé que sería capaz. No me enorgullezco de eso, pero al menos sé que no puede lastimar a nadie más”, añadió.  

La mujer contó exactamente cómo sucedieron los hechos que terminaron con la muerte de Pleasted y afirmó que no es una mala persona, aunque es consciente de que hizo algo malo.  

“Recuerdo que cogí un cuchillo y fui a casa de Michael. Quería convencerlo de que se declarara culpable para que Bradley no tuviera que testificar. Él abrió la puerta y sonrió. Era arrogante y brusco. No me escuchaba. Un hombre diferente al que había sido mi vecino amistoso”, indicó 

“Lo golpeé en la frente con el cuchillo y él me agarró. Perdí el control. No podía dejar que nadie más saliera lastimado, alguien tenía que proteger a la gente”, agregó. 

La desesperada madre afirmó que intentó conseguir ayuda, pero “la policía, los servicios sociales y las autoridades de vivienda no escucharon”. 

Los sucesos que rodearon el abuso

La vivienda de Pleasted daba a un parque infantil y a una escuela en Canning Town, en el este de Londres. Sin embargo, nadie conocía su pasado porque se había cambiado de nombre. 

Pleasted le ofreció a Bradley, que entonces tenía 12 años, un trabajo en la tienda donde era voluntario y todo parecía indicar que era solo un vecino interesado en mejorar la vida de los demás. “No tenía ninguna razón para no confiar en él”, aseguró la madre. 

En noviembre de 2014, ocho meses después del abuso, Bradley le contó a su mamá. 

Lea también: “Más del 90 % de nuestros maestros están vacunados”: Alcalde de Cali ante suspensión de clases presenciales

“Llamé a la policía y les pedí que lo volvieran a arrestar. Pero él seguía como si nada hubiera pasado y debido a que se había declarado inocente, sus víctimas, incluido mi hijo debían testificar”, contó Sarah. 

Finalmente, esta dolida madre le propinó ocho puñaladas a su vecino, con un cuchillo de cocina de 30 centímetros. 

El juez del caso tuvo en cuenta la situación de Sarah, como madre soltera, y redujo su sentencia de siete años a tres años y medio. Pero en enero de 2016 la sentencia se duplicó y finalmente la mujer pagó cuatro años de cárcel. 

Show More