Saturday, July 2, 2022

Rescatan a extranjero que estaba en altamar desde el pasado 6 de julio

Lea en segundos:

  • El hombre de 56 años zarpó desde Balboa, Panamá, el pasado 26 de junio.
  • Desde el pasado 6 de julio la embarcación sufrió un accidente.
  • El extranjero permanece en buenas condiciones de salud.

Lea en 1 minuto:

Varios días en altamar llevaba Paúl Bingham un ciudadano neozelandés que quedó a la deriva, luego de que el velero de nombre “Ohana” presentara una avería en el mástil principal, en aguas del Pacífico colombiano desde el pasado 6 de julio.

El hombre de 56 años zarpó desde Balboa, Panamá, el pasado 26 de junio y se dirigía hacia Islas Polinesia, pero la avería puso en riesgo su vida. 


De acuerdo con la Armada Nacional los hechos se dieron a conocer a través de comunicaciones VHF marino del Buque ARC “Gorgona” y del ARC “07 de Agosto”, en coordinación con el centro de operaciones de la Fuerza Naval del Pacífico, los cuales prestaron la debida asistencia a la embarcación. 


La búsqueda del tripulante del velero, se llevó a cabo durante tres días y la asistencia se produjo a 250 millas náuticas de costa en el área general del santuario de fauna y flora de Malpelo

“El apoyo que he recibido de la Armada colombiana, ha sido bastante profesional, han mostrado un excelente juicio y su ayuda ha sido bastante significativa. Se han anticipado a la mayoría de los problemas antes de que estos sucedan, como por ejemplo, después de presentarse la novedad, ellos me sugirieron que me quedara en una zona segura alrededor del área durante esa noche y que en la mañana recibiría asistencia con mi velero, y fue durante este tiempo que, pude darme cuenta que tenía un problema mayor y que mi mástil pudo haberse derrumbado si hubiera procedido a navegar durante esa noche; así que esta decisión de haberme quedado en esta zona segura, que me recomendó la Armada de Colombia y la asistencia recibida por ellos en la mañana, fue la mejor decisión y la que salvó a mi velero” afirmó el extranjero.

“Adicionalmente a esto, fueron demasiado amables, inclusive me brindaron un poco de combustible, lo que me permitió navegar a motor hasta Buenaventura, lo cual es maravilloso de su parte, así que después de esta experiencia, solo tengo agradecimientos”, expresó Bingham.

Una vez realizada la visita de inspección y registro por parte de tripulantes de la Armada, se pudo constatar el buen estado de salud del tripulante de la embarcación.

El Buque ARC “Gorgona”, efectuó acompañamiento al velero, hasta la boya de mar de Buenaventura, donde fue recibido por una unidad de reacción rápida de guardacostas hasta el muelle de la estación de guardacostas de la ciudad portuaria, con el propósito de salvaguardar la vida en el mar del ciudadano extranjero.

Show More