fundación

Friday, August 19, 2022

fundación

Fundación de animales rescatados pide ayuda para no ser desalojados

La fundación sin ánimo de lucro Paraíso de la Mascota, que recibe y ayuda 300 animales desvalidos, temen quedarse sin sede. Por eso han pedido ayuda.

“Ayúdanos a cambiar sus caritas de tristeza y preocupación por unas de esperanza y alegría, porque tenemos fe en que vamos a lograr una solución para el desalojo”, dijo la fundación.

Le puede interesar: Deportivo Cali explica razones por las que no vendió más boletería

Por su parte, Sandra Lozano, administradora de Paraíso de la Mascota, dice que la sede lleva 20 años y ha funcionado en la calle 3 con carrera 123, en el sur de Cali.

Es de destacar que, vecinos del sector se han quejado en los últimos cuatro años, por lo que el caso llegó a la Inspección de Policía de La María, quienes le fijaron un ultimátum en una audiencia pública, en la que se establece salir antes del 31 de diciembre.

A través de redes sociales la fundación hace un llamado a la comunidad, ya que una entidad sin ánimo de lucro que ayuda animales, en muchos casos, abandonados y maltratados.

“Lógicamente no hemos encontrado para dónde irnos por no tener recursos”, dice la administradora Lozano.

Ante esa situación están esperando la respuesta de una prórroga en la Inspección para salir en junio de 2022. Además lanzaron una campaña con el fin de recoger 200 millones de pesos, con el objetivo de comprar un predio. Pero la meta aún no se ha cumplido.

Lea también: Van 32 quemados con pólvora en el Valle del Cauca

La Fundación Paraíso de la Mascota es una entidad creada en 2003, con la intención de crear conciencia social en la comunidad sobre la tenencia responsable de mascotas.

También se fundó para evitar la reproducción indiscriminada de animales callejeros, por lo que hacen campañas de esterilización en Cali y sus alrededores.

En la Fundación Paraíso de la Mascota, quienes deseen ayudar pueden hacerlo, a través de donaciones por este link: https://www.airfunding.net/project/256933.

También se pueden hacer por el sistema de pago PSE en https://vaki.co/es/vaki/unidosporparaiso.

Rescatan a Sandra Bessudo y otros científicos tras estar dos días a la deriva en la Isla Malpelo

Un buque de la Armada Nacional de Colombia que realizaba labores de patrullaje y control en el Océano Pacífico recibió el llamado de emergencia. Se trataba de la motonave “María Patricia”, que llevaba dos días a la deriva con 16 personas a bordo entre científicos y tripulación.

Entre los ocupantes había un grupo de investigadores de Parques Nacionales y la Fundación Malpelo.

La motonave había zarpado con los científicos al Santuario de Fauna y Flora de Malpelo y estando en la zona la maquinaria sufrió una avería. Esta no pudo ser arreglada y quedaron a la deriva durante dos días.

Le puede interesar: Al menos 10.000 jóvenes recibirán subsidio de alimentación y transporte en Cali

Posteriormente, la Armada designó al buque ARC “Valle del Cauca” para llegar hasta la zona donde se encontraba la máquina.

Al llegar a la zona, a bordo de la motonave se encontraron 10 tripulantes y 6 investigadores, entre ellos la doctora Sandra Bessudo, directora de la Fundación Malpelo, quien había viajado junto a un personal para realizar labores de investigación de los ecosistemas marinos.

Todos recibieron asistencia médica para verificar sus condiciones de salud. Luego, se organizó la maniobra de remolque de la embarcación hasta Buenaventura, en la cual se navegaron más de doscientas millas náuticas durante 24 horas.

Ordenan indemnizar a familias de los 33 niños que murieron quemados en Fundación, Magdalena

La iglesia Pentecostal Unida de Colombia deberá pagar una indemnización por 25.000 millones de pesos a los familiares de los 33 niños que murieron quemados en un bus, el pasado 18 de mayo del 2014 en el municipio Fundación, Magdalena. 

Así lo ordenó el Tribunal Administrativo de Magdalena. El dinero deberá ser depositado al fondo para la Protección de los Derechos Colectivos.

Le puede interesar: Volvieron a bloquear el Paso del Comercio ¿Qué pasa en ese sector de Cali?

Esto, con el fin de pagarles a los integrantes de los grupos de familias que sufrieron perjuicios morales y materiales como consecuencia de la muerte y lesiones de los infantes

Sucesos del accidente

El fatídico accidente se registró el 18 de mayo del año 2014, luego de que los niños salieran de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia y abordaran el bus que era contratado por los miembros de la comunidad.

El bus, de placas UVS 556, transportaba al momento de iniciar el incendio a 43 niños, todos de sectores deprimidos de Fundación.

A cuatro cuadras del lugar, en el barrio Altamira, el vehículo se prendió en llamas y explotó.

Dejando como resultado 32 muertos y 18 heridos. 

Testigos del suceso, comentaron que “los niños entre 2 y 12 años, murieron calcinados, sin que nadie los pudiera ayudar“. 

Solo los más grandes alcanzaron a saltar como pudieron, con el carro en llamas”, pero muchos de ellos sufrieron quemaduras graves

Lea también: Cuatro capturados por extorsionar comerciantes y conductores en Cali y Jamundí: Así operaban

De acuerdo con las autoridades, la primera versión del siniestro señala que el bus transportaba gasolina de contrabando.

Otra hipótesis indica que el incendio fue provocado en un intento del conductor por cambiar la marcha de gas a gasolina.

De igual manera, estas razones, y mucha otras que se desprendieron de la investigación, dieron el aval para que después de algunos años, el Tribunal Administrativo de Magdalena tasara la millonaria indemnización en 27.805 salarios mínimos legales mensuales vigentes

Ana Beiba y sus 100 ‘niños’ buscan ayuda para su hogar ¿Cómo dar una mano?

Con el fin de brindarles un hogar a los abuelitos que han sido abandonados en las calles y centros hospitalarios de Cali, Ana Beiba Lasso Fori creó una fundación hace más de 20 años.

Ella junto con su familia les dan una cálida bienvenida entre aplausos.

Con los brazos abiertos y mucho amor los reciben en la Carrera 27 # 91A-11 del barrio Alfonso Bonilla Aragón, al oriente de la ciudad.

Allí está ubicada la Fundación y Hogar para el Anciano Abandonado la Misericordia de Jesús que este año alberga a 100 ancianitos.

En este lugar los abuelitos en condición de abandono son cuidados y atendidos solo con ayudas de caridad.

Es decir, ellos sobreviven en la fundación sin ánimo de lucro gracias a las ayudas que reciben de personas de buen corazón que donan lo necesario para poder darles al menos una buena calidad de vida en sus últimos días.

Pese a sus propios quebrantos de salud Ana Beiba les brinda a los abuelitos el calor de un hogar y los consiente sin cobrarles un solo peso.

Ana Beiba y sus 100 ‘niños’ buscan ayuda para su hogar ¿Cómo dar una mano? Fundación y Hogar para el Anciano Abandonado la Misericordia de Jesús

Un llamado del cielo

Ana Beiba Lasso ha acogido de la calle a cientos de ancianitos a lo largo de su vida.

Pero ¿cómo empezó esta linda labor social?

Según la directora de la fundación “esta labor viene de arriba, del cielo”.

Un día ella fue a buscar empleo en el hospital San Juan de Dios, en ese lugar encontró su vocación.

“Cuando llegué al hospital escuché la voz de Dios que me dijo: “recoja al anciano”. Esta labor me la puso mi Señor Jesús en mi corazón hace 20 años”, contó Ana Beiba.

La Policía de Cali, reconoce su labor social y también ha ayudado a varios ancianitos a llegar hasta este refugio desde que se creó.

La fundadora del hogar para el Anciano Abandonado no se cansa de tocar puertas en toda la ciudad, porque muchas veces escasea la comida para cada uno de estos adultos mayores.

Así mismo, Ana Beiba busca recursos para pagar los servicios públicos y al personal que trabaja con ella en la Fundación.

Sus ‘niños’ como ella los llama cariñosamente, son su motivación, su familia y lo que más quiere.

“Todos los bebés que viven aquí, o sea los ancianitos y ancianitas han sido abandonados. Los he recibido de diferentes hospitales y de algunas estaciones de la Policía me los traen”, contó Ana.

Pese a que son muchos los benefactores y que Ana Beiba puede contar con su ayuda voluntaria, en la Fundación se agotan los recursos de manutención y de gastos en la sede.

“Necesito benefactores y benefactoras que voluntariamente me donen ayudas económicas para el sostenimiento de esta humilde y linda obra de Dios”, mencionó Ana Beiba.

¿Qué necesitan los abuelitos?

Este hogar pide la colaboración en alimentos no perecederos, cucharas, platos, vasos plásticos, cobijas, toallas, almohadas, ropa y zapatos en buen estado para mujeres y hombres, incluyendo ropa interior.

A su vez necesitan productos de aseo personal:

  • Pañales talla M, L, XL
  • Alcohol o menticol
  • Gel antibacterial
  • Pañitos húmedos
  • Cremas para el cuerpo
  • Jabones de baño
  • Desodorantes
  • Cepillos de dientes
  • Crema dental
  • Shampoo
  • Cuchillas, crema o espuma para afeitar
  • Máquinas para peluquear.

Igualmente, para realizar las labores de aseo en el hogar requieren detergente y límpido para lavar ropa color, ambientador, bolsas industriales para basura escobas, trapeadores, jabón para lavar los platos, jabón y vinagre industrial, limpiones y Raid (zancudos).

Ana Beiba también está necesitando romero y eucalipto “para hervir y colocarlas en los cuartos de todos los ancianitos”.

Las personas que deseen ayudar con la situación de la Fundación, puede comunicarse al 4483631 o 3164593051 o a través de la cuenta de ahorros número 06111285428 de Bancolombia, a nombre de Ana Beiba Lasso o la de la cuenta de ahorros del Banco Caja Social número 24019611385, a nombre de Fundación Anciano Abandonado. 

“Dios recompense su gran generosidad, muy agradecida por amar a mis bebés”, concluyó Ana Beiba.

Lea también: ‘Juanjo’, el bebé de ocho meses con traqueomalacia que necesita ayuda