Venezolana

Saturday, July 2, 2022

Venezolana

Venezolana encuentra a su hijo en Ecuador luego de haber sido raptado en Cali

bebé

Una mujer venezolana se reencontró con su hijo luego de cuatro meses, ya que el pequeño había sido raptado mientras ella trabajaba en Cali. Las autoridades lo encontraron en Guayaquil, Ecuador.

Los hechos se presentaron en el mes de agosto. Ella había dejado a su pequeño de 2 años de edad al cuidado de una compatriota suya, debido a que trabajaba alrededor de diez horas al día y poco tiempo tenía para cuidarlo.

Le puede interesar: El último día sin IVA avanza con más de 1.300 policías custodiando Cali

Pero al regresar se dio cuenta que ni su hijo ni su amiga se encontraban en la vivienda. Ante esa situación comenzó la búsqueda de su pequeño. En ese tiempo recibió una llamada de una mujer, que supuestamente había visto a su bebé en la ciudad de Guayaquil, Ecuador.

Al recibir esa noticia, la madre viajó a la ciudad ecuatoriana y se contactó con las autoridades de ese país, que tras varios días lograron dar con el paradero del niño.

Lea también: Niño de 9 años apareció colgado en la terraza de su casa: tenía la sudadera en el cuello

El menor se encontraba en una Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Francisco de Ycaza Bustamante, debido a constantes maltratos físicos a los que había sido sometido.

La madre y el niño tuvieron que ser sometidos a una prueba de ADN, que posteriormente determinó su parentesco.

En libertad, sujeto que drogó y violó a venezolana con promesas de empleo

venezolana - abuso - Argentina

La venezolana de 18 años encontró la propuesta laboral a través de redes sociales y contactó al hombre quien no perdió la oportunidad de invitarla a cenar esa noche, supuestamente, para conocer el perfil laboral. Sin embargo, ella no accedió y concretaron la cita de la entrevista para el día siguiente, en la mañana.

Le puede interesar: Orientador de la IPS recibió una brutal agresión por no «atender rápido» a un paciente

La joven sostiene que el hombre le hizo la entrevista y de inmediato empezó a trabajar en un establecimiento comercial dedicado a la venta de indumentaria para el sector de la salud. La mujer cuenta que durante todo el día el sujeto le ofreció jugo y gaseosa, ella aceptó luego de la insistencia.

Minutos después, la joven le envió a su hermana la dirección de donde se encontraba trabajando a través de WhatsApp con un mensaje que decía: “creo que el dueño de donde trabajo me drogó porque me siento mareada”.

La reacción de la hermana de la víctima fue llamar a la Policía, quienes llegaron al lugar de los hechos. La encontraron inconsciente y desnuda en unas escaleras al fondo del local. De inmediato la trasladaron a un centro asistencial, donde profesionales de la salud y un equipo de psicólogos la valoraron. 

Lea también: Aumentan la recompensa a $250 millones por los autores de la masacre en Buga

Por su parte, el hombre fue puesto a disposición de las autoridades quienes consideraron que cometió “abuso sexual simple”. Debido a la pena interpuesta, el hombre quedó en libertad.

Al respecto, la madre de la joven alegó justicia y aseguró que “es un violador que no debería estar suelto, sino estar preso esperando el juicio. La Justicia nos dijo que está libre porque no tiene antecedentes”.